S?bado, 18 de abril de 2009

SOY EL ALCOHOL

Soy el príncipe de todas las alegrías.

El compañero de todos los goces humanos y mundanos.

El mensajero de la muerte…

El rey que gobierna al mundo... un mundo muy mío en cuyo reinar, soy el Amo.

Estoy presente en todas partes.

En todas las ceremonias.

Ninguna reunión es tal sin mi presencia.

Fabrico adulterios.

Hago nacer en los corazones pensamientos negros y criminales.

A jóvenes y adultos los hago inmorales y los contemplo satisfecho.

Soy el padre de la corrupción, de la desgracia...

Enveneno la raza y la sangre.

Mancho los hogares.

Traigo el envilecimiento y la depravación.

La locura. El crimen. El suicidio.

Yo acabo con la familia. Ocasiono conflictos en todos los países.

Y entre todos los hombres: crímenes y desgracias.

En los hogares hago nacer niños raquíticos y retardados.

Yo soy causante de las enfermedades más dolorosas e incurables.

Aspiro a ver al mundo en un hospital... en un manicomio... en presidios...

¡Yo soy el Rey! Su Majestad...

EL ALCOHOL

Porque yo nazco en todas partes.

Mi patria es La Tierra.

Mis esclavos: los hombres y mujeres.

Mi casa: el infierno.

Los efectos a corto plazo del alcohol incluyen la pérdida de memoria, resaca y 'blackouts', pero a menudo no se evidencian estos problemas hasta que resultan ser serios. A largo plazo, la bebida copiosa puede causar impotencia, problemas estomacales, problemas cardíacos, cáncer, serias pérdidas de memoria y daños hepáticos. El abuso del alcohol puede agravar las enfermedades mentales existentes (tales como la depresión o la esquizofrenia ) o puede producir nuevos problemas (pérdida grave de memoria, depresión o ansiedad ). También aumenta el riesgo de muerte debido a accidentes de circulación, homicidio y suicidio.

Los efectos del alcohol aumentan con los medicamentos que ralentizan el sistema nervioso central, tal ocurre con los somníferos, antihistamínicos, antidepresivos, fármacos anti-ansiedad y algunos calmantes.

Las personas con trastornos relacionados con el alcohol no sólo se hacen daño a sí mismas. Los efectos en sus familias y amigos pueden ser devastadores. El consumo excesivo de alcohol se cita corrientemente como una de las razones de los problemas con un familiar o en el seno del matrimonio. Estos pueden fluctuar desde la violencia directa del borracho hacia el cónyuge, los hijos, los padres etc… hasta problemas financieros causados por la necesidad de comprar alcohol.

EFECTOS DEL ALCOHOL:
- Aparato circulatorio: hipertensión arterial y accidentes

  cerebrovasculares.
- Aparato digestivo: inflamación del esófago y del estómago, que puede ocasionar gastritis crónica, úlceras, hemorragias, pancreatitis y cánceres de boca del estómago.
- Hígado: hepatitis alcohólica y cirrosis hepática, que puede provocar la muerte.
- Sistema nervioso central: depresión neuronal, causa de temblores, convulsiones,
insomnio, espasmos musculares, alucinaciones y lesiones atróficas del cerebro y el cerebelo.
- Trastornos alimentarios:
anemia y deficiencias vitamínicas.
- Trastornos psíquicos:
agresividad, crisis coléricas y deterioro de las funciones intelectuales.

MITO:

el alcohol te dá energía LA REALIDAD:
es que NO:
es un depresor del sistema nervioso. Reduce la capacidad para pensar, hablar, moverse y todas las demás actividades.

El alcoholismo no diferencia sexo, raza ni edad.

Es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona.


Publicado por titosotelo @ 13:14  | LOS MEJORES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios