Domingo, 19 de abril de 2009

Había una vez un Santo muy preocupado porque nadie le rezaba ...

La gente le rezaba a San José, a San Pedro, a San Isidro; pero nadie a él...

Así que pidió una reunión  con Dios y este le recomendó:

¨Haz unas tarjetas de presentación y repártelas por todo el mundo … Dí que haces milagros por encargo …

… pero, eso sí, no se las des ni a los GAYS, ni a las mujeres de VIDA FACIL¨.

Pregunta …

¿Cómo se llamaba el Santo?

¿¿¿ …, …, ???

¡¡¡ Piensa !!!

¡¡¡ Piensa !!!

¡¡¡ Piensa !!!

 

¡AH! ¡¡¡ Já, Já !!!

No te dieron tarjeta, ¿eh?.


Publicado por titosotelo @ 22:47  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios