Domingo, 19 de abril de 2009

SIETE CHISTES.
UNA PAREJA EN EL MEDICO.
Habla el marido:
Mire  dostor, es que tenemos un problema, es que mi mujer y yo no tenemos condescendencia, pero no sabemos si es porque soy omnipotente o mi mujer es histérica.
Antes hemos ido a otro dostor y nos dijo que mi mujer tenía la vajilla rota y la emperatriz subida, y como además la operaron de la basílica balear, no sabemos si eso puede influir,
y también a mi hace años me operaron de la protesta y a lo mejor me han dejado escuelas en el cuerpo.
Nos recomendaron ir a un médico de Boston, que era muy bueno, y mire, en cuanto entramos en la consulta había allí dos ordeñadores conectados a una antena paranoica.
Después, a mi mujer le hicieron una coreografía y el médico nos dijo que no veía nada raro. Entonces nos recomendó que hiciéramos el cojito, y 15 días ella y 15 días yo haciendo el cojito, pero nada.
Nos volvimos para aquí y otro dostor nos recomendó hacer vida marítima y nos fuimos de Vigo a Barcelona y en todas las playas hacíamos vida marítima, pero nada. Además mi mujer, hace tiempo tuvo un alboroto y le nació el féretro muerto, y a lo mejor eso ha influido, pero yo creo que mi mujer es frigorífica, porque nunca llega al orégano.
Y contesta el ginecólogo:
Me parece que usted lo que tiene es un problema de especulación atroz.

EL CONEJITO.
Un conejito esta corriendo por la jungla cuando ve a una jirafa que se esta haciendo un porro. El conejito se para y le dice a la jirafa: amiga jirafa, no te fumes ese porro. Mejor te vienes a correr conmigo, ya veras que sano es. La jirafa se lo piensa y decide tirar el porro y seguir al conejito. Los dos está corriendo por el bosque y descubren a un elefante a  punto de esnifarse una raya de coca. El conejito se acerca al elefante y le dice: amigo elefante, deja de esnifar coca y vente a correr con nosotros, veras que bien. El elefante se lo piensa, tira su espejo con la raya y decide seguirlos. Están los tres corriendo cuando, de pronto, se encuentran con un león que esta a punto de inyectarse una de heroína. El conejito le dice: Amigo león, ¿como haces eso?, tú, el rey de la selva, deja el pico y ven a correr con nosotros, ya veras lo bueno que es. El león se acerca al conejo y le pega una hostia monumental. Los otros animales, escandalizados, preguntan al león: ¿Porque has hecho eso? El conejito solo quiere ayudarnos!! Y el león responde: Puto conejo de mierda, cada vez que se mete un tripi nos hace correr como gilipollas!!


EL GALLO TITO.
Había una vez un granjero que tenia un gallinero con 180 gallinas y estaba buscando un buen gallo para criar. Un buen día el granjero va al pueblo y se mete en la gallería y le dice al gallero: Buenas tardes, quisiera un buen gallo que se trabaje a todas mis gallinas. A lo que el gallero pregunta:
- ¿Cuantas gallinas tiene?
- 180, dice el granjero.
Entonces el gallero saca una jaula con un gallo enorme, fibroso, la cresta parada, ojos azules y un tatuaje en el pecho de los Rolling Stones y le dice al granjero:
- Tome este, el Edgar, no falla.
El granjero se lo lleva y a la mañana siguiente lo saca de la jaula y lo mete en el gallinero. El gallo sale corriendo, caza a la primera gallina, le echa dos polvos, sale agarra a la segunda, le echa el primero, y cuando le esta echando el segundo se queda frito. El granjero lo mira y dice:
- Que mierda de gallo me vendieron, se tiró a dos gallinas y ya no puede mas.
Entonces caza al gallo de la cresta y se lo lleva al gallero y le explica lo que paso. El gallero se disculpa y le saca otro gallo negro con la cresta amarilla, ojos grises, zapatillas Nike y le dice al granjero: Este es el Nico, pruébelo y después me cuenta.
El granjero se va y repite la maniobra, lo suelta en el gallinero, el gallo sale desesperado se voltea a la primera gallina, agarra a la segunda y la empala, a la tercera le hace el 69 y cuando esta cepillándose a la cuarta, revienta y cae muerto en medio del gallinero.
El granjero enojado coge al gallo de la pata, se lo lleva al gallero y le dice:
- Este es el segundo gallo que me vendes y revienta, mas vale que me des un gallo bueno o le prendo fuego a tu tienda... me entiendes?
Entonces el gallero le saca un gallo, todo flaco, pelado sin plumas, ojeroso, jorobado y le dice al granjero:
- Mire, señor, es lo único que me queda, se llama Tito y llego de casualidad en un barco que vino de África. El granjero, enojado, se lo lleva pensando:
- Que voy a hacer con este gallo flaco...
Llega, lo suelta en el gallinero, el gallo sale enajenado y se pasa por la piedra a las 180 gallinas, pega una segunda vuelta y se las pasa a todas otra vez, sale corriendo, se tira al pastor alemán, entonces el granjero lo caza del cuello le pega dos hostiazos y lo mete en la jaula.
Que fenómeno este gallo!!, piensa el granjero; Y las gallinas todas estupefactas con Tito. Que si Tito esto..., que si Tito aquello..., y a ti que te hizo..., y a mi me hizo tal cosa.... Jolgorio total.
Al día siguiente lo suelta de nuevo y sale el Tito enajenado, le pega dos vueltas al gallinero agarrándose a todo lo que tenga plumas, sale corriendo y se tira al perro, al gato, dos vacas, el granjero lo persigue y lo caza de la cresta, le pega dos hostiazos para calmarlo y lo mete en la jaula. Gallo hijo de puta, si me folla a toda la granja lo voy a matar!!! dice el granjero.
Al día siguiente va a buscar al gallo y encuentra toda la jaula desarmada sale corriendo hacia el gallinero y encuentra a todas las gallinas patas arriba, fuera ve al gato con el culo mirando al sol, las dos vacas tiradas en el suelo con el coño colorado hablando del Tito, el perro con el culo a la miseria y el granjero dice:
- Nooo, se me escapo el gallo y se va a cepillar al ganado del vecino y me va a matar!!!Entonces agarra el caballo (ya sodomizado) y sale en busca de Tito.
Cabalga y cabalga sin descanso siguiendo la pista dejada por el Tito.
Cabras abiertas de patas, chivos matraqueados, una tortuga que del polvo la saco del caparazón, un borrego poniéndose crema antiinflamatoria, un venado curado de hemorroides, una víbora usada de condón, hasta que de repente a varios kilómetros, ve a Tito tirado en el suelo, inmóvil,mientras dos buitres volaban a su alrededor, en círculos, relamiéndose (una escena desgarradora..).
Entonces el granjero ve a los buitres y se da cuenta de la situación y grita:
- "Nooooo, Titooooo!!!. Se me murioooo el Titooooo!!!!!. Al fin encuentro un gallo de verdaaaaddd y se me muere!!!
En medio del lamento, el Tito cuidadosamente abre un ojo, mira al Granjero y, señalando a los buitres, le dice:
- Shhhhhhhhh! quédate callado cabron que me los vas a espantar...

TRES HOMBRES.
Estaban tres hombres en el infierno, a los cuales el demonio les puso tres penitencias: 
1º Matar a un león a ostias.
2º Hacer el amor con una mujer 20 veces seguidas.
3º Tomarse 5 litros de orujo.
El que pasara éstas tres pruebas se iba al cielo.
Primero entra un alemán con sus aires de grandeza y dice:
A ver tráiganme a la mujer, empieza: 1, 2, 3, 4, 6, y sale gritando:
¡¡¡Ya no puedo más!!! ¡AL INFIERNO! dice el demonio.
Después entra un americano:
A ver a mí tráiganme al león: lo encierran en la jaula, y se oye:
grrr, grrr, grrr, grrr, grrrr,  grrr; al rato sale muy mal herido gritando
!!Ya no puedo más!!, !AL INFIERNO! dice el demonio.
Y al final entra un español:
Estos jilipollas, comenzaron por lo más difícil, a ver, ¿dónde está el orujo?.
Y lo llevan a la bodega y se toma los 5 litros de orujo y sale con un pedo descomunal:
A ver, trrraedme al leoncito ese, ¡hip!, ¡hip!. Lo encierran con el león y se oye:
grrr, grrr, grr, grrr,  grrr.... y una hora después miiiiaaaaauuuuu! !!!, miiiiaaaaauuuuu! !!!,
iiiiaaaaauuuuu! !!!.
Sale el borracho y dice:
Y ahora, ¿Dónde coño está la mujer esa, que hay que matar a ostias?


PETICIÓN DE MANO.
Un chico de Madrid salía con una chica catalana y quería casarse con ella.
Para esto tenia que pedirle permiso al padre. Al ir a la casa de ella, el padre le explico:
"Nosaltres soms catalans de pura sepa y tenim una manera peculiar de haser las cosas,
si te quieres casar con mi hija tendras que pasar una prueba. Toma aquesta mansana y mañana vuelves“.
El madrileño alucinado salió con la manzana de la casa.
Al día siguiente volvió a la casa a ver al padre.
-"Muy bien“-dijo el padre-¿que hisiste con la mansana?"
-"Pues me la comí, tenia hambre",-respondió el chico.
A lo que el padre le replicó: “¿Ves? Muy malament.
-Nosaltres los catalans pelamos la mansana y con su piel hasemos un licor buenisimo;
 llavors partimos la mansana en dos, una mitad se la damos a los pobres y la altra la compartimos con nuestra familia  y después la mitad de las semillas las vendemos en el mercado y la altra mitad, cuando tenimos mas, las plantamos. ¿Te das cuenta como soms?, bueno para que veas te daré otra oportunidad, toma este chorisu y vuelve mañana".
El madrileño se fue un tanto mosqueado y volvió al día siguiente.
-"Muy bien“- dijo el padre- “¿que hisiste con el chorisu?"
-"Bien, con la cuerda me hice unos cordones para mis zapatos, con la chapita hice un
colgante para su hija, luego partí el chorizo por la mitad, una de ellas la corté en rodajas y la repartí entre los pobres y la otra la compartí con mi familia".
-"Muy bien, muy bien" dijo el padre; “¿Y que hiciste con la piel?"
-"Con la piel me fabrique un condón, me follé a su hija y aquí le traigo la leche para que se haga un capuchino". 

TRES HOMBRES.
Tres hombres están tomando algo en un bar y hablando sobre lo que habían hecho la noche anterior.
- El Italiano dice:"Anoche le di masajes a mi esposa en todo el cuerpo con un aceite de oliva finísimo, luego; hicimos el amor apasionadamente y la hice gritar durante 5 minutos sin parar."
- El Francés, para no quedarse atrás, dice:"Anoche le di masajes a mi mujer en todo el cuerpo con un aceite afrodisíaco especial y luego hicimos el amor, la hice gritar durante 15 minutos seguidos."
- El español dice:"Eso no es nada, anoche yo le di masajes a mi esposa con una mantequilla especial, le acaricie todo el cuerpo con la mantequilla, luego hicimos el amor y la hice gritar durante  2 horas seguidas."
El Italiano y el Francés, asombrados, le preguntan:
"Dos horas, que fenómeno, ¿cómo hiciste para que gritara durante 2 horas seguidas?"
y contesta el español:"Me limpié las manos en las cortinas."

EL NUEVO YERNO.
Un muchacho, tocó a la puerta de la casa de su novia. Tuvo el tino de abrir el padre de la muchacha.
- ¿Qué desea, joven?
- Pues, verá usted, vengo a hablar con usted.
- Bueno, pues, pase joven, vayamos a la sala y ahí me cuenta de qué quiere hablar conmigo. ¿Y bien?
El joven, todo decisión, respondió:
- Mire usted, vengo a comunicarle que a su hija y a mí nos gustaría compartir nuestras vidas, y nos queremos casar.
El señor sonrió.
- Pues está muy bien eso de que se casen, pero cuénteme, muchacho, ¿ya cuenta con un salario digno para poder sustentar a mi hija y los hijos que vengan?
El joven, con todo el aplomo del mundo, contestó:
- Mire, aunque soy Ingeniero titulado, no gano mucho. Sin embargo, su hija me ha comunicado lo que ganan su distinguida esposa y usted. Por lo cual, confío en tener una pequeña ayuda de ustedes para poder pagar el teléfono, el agua, la luz y el supermercado.
Un poco sorprendido por la respuesta, el padre, hizo otra pregunta:
- Bueno, ¿y piensan comprar un apartamento o una casa? ¿O prefieren alquilar..?
El joven, con mirada inocente, contestó:
- Si antes le pedí una pequeña ayuda para poder ir viviendo, hemos pensado que como esta casa es muy grande y pueden vivir perfectamente dos matrimonios, no es necesario comprar o alquilar  apartamento o casa. Deseamos vivir en esta casa con ustedes.
El  señor, desconcertado por la actitud del muchacho, continuó con el interrogatorio:
Dígame algo, ¿tiene automóvil?
El  jóven, sonriendo, respondió:
- Mire, no tengo coche porque he estado pensando que si usted tiene tres, para qué vamos a comprar uno más. Usted nos deja el que les sobra y así no es necesario adquirir  otro.
En ese instante, entró en la sala la madre de la novia, quien, mirando primero al joven y luego a su esposo, preguntó cordialmente:
¿Se puede saber de qué habláis?
El esposo  respondió:
- Querida mía, quiero presentarte al Señor Arbitro, quien pretende ser el futuro marido de nuestra hija..
El joven, desconcertado y molesto, inquirió:
- Oiga, ¿por qué me llama Señor Arbitro?
A lo que el presunto suegro contestó:
-Y bueno, grandísimo hijo de puta, ¿cómo demonios quieres que te llame si hasta ahora lo único que vas a poner en esta casa es el pito?


Publicado por titosotelo @ 23:58  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios