Lunes, 01 de junio de 2009

1 - COLON ERA SOLTERO.

Cristóbal Colón pudo descubrir América sólo porque: ¡¡ERA SOLTERO!!

Si Cristóbal Colón, hubiese tenido una esposa, habría tenido que oír:

-¿Y por qué tienes que ir tú?

- ¿Y por qué no mandan a otro?¿ tu eres el mas tonto?

- ¡Todo lo ves redondo! ¿Estas loco o eres idiota?

- ¡No conoces ni a mi familia y vas a descubrir el nuevo mundo!

- ¿Qué escondes? ¡Ni siquiera sabes adonde vas!

- ¿Y sólo van a viajar hombres? ¿Quién se lo va a creer?

- ¿Y por qué no puedo ir yo si tú eres el jefe?.... ¡ a mi nunca me llevas de viaje!

- ¡Desgraciado, ya no sabes qué inventar para estar fuera de casa?

- ¡Si cruzas esa puerta yo me voy con mi madre! ¡Sinvergüenza!

- ¿Y quién es esa tal María? ¿Qué Pinta? ¿Y dices que es una Niña?... ¡Vete a la mierda!... ¡Salido!

- ¡Todo lo tenías planeado, maldito! Tu has quedao con esas putas indias.

- ¿A mí me vas engañar? ¿Qué la Reina va a vender sus joyas para que viajes? ¿Me crees tonta o qué? ¿Qué tienes con esa vieja?

- ¡No permitiré que vayas a ningún lado! ¡ siempre te las apañas para dejarme sola!

- No va a pasar nada si el mundo sigue plano.. Así que no te vistas de marinero, que ... ¡NO VAS! 

2 - EL CHINO Y EL CURRO.

En una tranquila ciudad de España vivía un reconocido torero llamado 'El Curro.' Cerca del Curro se mudó un jovial chinito, quien no sabía pronunciar bien la erre.

Una mañana, se encuentran los dos, y el chino le dirigió un cordial saludo:

-'Buen día señol Culo'. Por supuesto, que al Curro no le hacía gracia, pero lo dejó pasar.

Durante la siguiente semana, había el mismo saludo.

El Curro no pudo aguantar más y se compró dos perros pastor alemán y los entrenó para atacar al chino. Cuando el chino se acercó para saludarlo, el Curro le echó los perros.

Con suma rapidez, el asiático sacó dos cuchillos de los pantalones, y se paró rígido en posición de defensa, listo para enfrentar los perros.

El Curro se da cuenta que el chino va a cortar los perros, y pega un silbido. Los perros entran a la casa. Esto se repite varias veces, hasta que el chino decide poner una denuncia en la comisaría. El comisario le pregunta:

-'¿Cuál es su problema?'

A lo que el chino responde:

-'Mile señol comisalio, mi denuncia es polque los pelos del culo no me dejan caminal.'

El comisario se quedó perplejo, pero le siguió la corriente y dijo: 'Bueno amigo, pues córteselos.'

El chino respondió: 'Eso es lo que quielo hacel, pelo cada vez que los quielo coltal, el Culo silba y los pelos se van pala adentlo!' 

3 - LAS GAFAS.

Un amigo se fue a Madrid, sabiendo que su novia necesitaba unas gafas de sol, y encontrando una ocasión de comprarle unas muy bonitas y baratas, entró en una óptica.

Después de ver unas cuantas, se decidió y las compró. La dependienta se las envolvió, pagó la cuenta pero, al marcharse, en lugar de coger la caja con las gafas, cogió una muy parecida que había al lado y que contenía unas bragas que seguramente alguna cliente de la óptica acababa de comprar.

Sin darse cuenta de la equivocación, fue directamente a correos, y le envió la caja a su novia junto a una carta. La novia recibió el paquete y quedó perpleja por el contenido y más cuando leyó la carta que así decía. Querida mía:

Espero que te guste el regalo que te envío, sobre todo por la falta que te hacen, ya que llevas mucho tiempo con las otras que tenías y éstas son cosas que se deben cambiar de vez en cuando.

Espero haber acertado en el modelo. La dependienta me dijo que eran la última moda y me enseñó las suyas, que eran iguales. Entonces yo, para ver si eran ligeras las cogí y me las puse allí mismo. ¡No sabes como se rió la dependienta porque estos modelos femeninos en los hombres quedan graciosos y más a mi que ya sabes que tengo unos rasgos muy alargados!

Una muchacha que había allí me las pidió, se quitó las suyas y se las puso para que yo viera el efecto que hacían. Las vi estupendas. Me decidí y las compré.

Te las pones y se las enseñas a tus padres, a tus hermanos y, en fin, a todo el mundo.

¡A ver que dicen…!

Al principio te sentirás un poco rara, acostumbrada a ir con las viejas y más ahora que has estado un tiempo sin llevar ninguna. Si te están pequeñas me lo dices, porque te pueden dejar señal cuando te las quites y todo el mundo va a notar que las usas.

Ten cuidado también de que no te estén grandes, no sea que vayas andando y se te caigan.

Llévalas con cuidado, y sobre todo, te pido que no vayas a dejártelas por ahí, y las pierdas, ya que tienes la costumbre de llevarlas en la mano para que todos vean sus encantos.

En fin, para que te voy a decir más. Sólo que estoy deseando vértelas puestas, aunque te las tendrás que quitar cuando te bese. Creo que es el mejor regalo que podía hacerte, cariño Muchos besos. 

4 - EL DOCTOR ATOMATICO

Pepe se lamenta de un dolor en la mano, y le cuenta a su amigo que, como no lo puede aguantar, se va corriendo a ver a un médico..

¿Por qué al médico? ¡Ahora hay una Supercomputadora en el Centro Comercial que puede  diagnosticar cualquier enfermedad, y es mucho más económica que un médico! ¡Vete a una farmacia, compras un envase para análisis de orina y con una moneda de 2 euros verás!

Mientras va a su casa, Pepe piensa en el consejo de su amigo..

„Por mal que funcione me cuesta sólo dos euros“, así que al día siguiente va al Centro Comercial con el envase de la orina, lo introduce en la computadora y mete la moneda de 2 euros...

La computadora empieza a preparar los datos, las luces se ponen a destellar y finalmente sale una hoja que lleva impreso el siguiente texto:

Diagnóstico:

Inflamación de los tendones de la mano derecha.

Prescripción:

Sumerja la mano en agua tibia durante dos semanas. Evite esfuerzos en la mano con trabajos pesados.

Pepe no se lo puede creer. Realmente la ciencia está dando pasos de gigante. Pero al poco tiempo empiezan a venirle dudas....

A la mañana siguiente coge un vaso de muestras y le mete un poco de agua del grifo y la mezcla con un poco de baba de su perro. Recupera orina de su mujer y una compresa de su hija y para completar se hace una paja en el recipiente ya lleno...

Después se va al centro comercial, introduce el vasito y los 2 euros en la computadora. La máquina empieza a trabajar, las luces a parpadear, el ruido se hace más fuerte, las luces centellean cada vez más rápidamente, parece que va a explotar todo. Al fin sale un papel impreso que trae escrito :

Diagnóstico: El agua de su grifo tiene mucha cal.

Prescripción: Compre un filtro anticalcáreo.

Diagnóstico: Su perro tiene lombrices.

Prescripción: Déle un tratamiento contra las lombrices.

Diagnóstico: Su hija es cocainómana.

Prescripción: Sométala inmediatamente a una cura

de desintoxicación.

Diagnóstico: Su mujer está embarazada de dos gemelos. Ud. no es el padre.

Prescripción: Consulte rápidamente a un abogado de confianza.

Un último  consejo: deje de hacerse pajas, en caso contrario la tendinitis de la mano derecha no mejorará nada. 

5 - DE UNA OBRA DE MIHURA.

Haga el favor de poner atención en la primera cláusula porque es muy importante. Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. ¿Qué tal, está muy bien, eh?

- No, eso no está bien. Quisiera volver a oírlo.

- Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.

- Esta vez creo que suena mejor.

- Si quiere se lo leo otra vez.

- Tan solo la primera parte.

- ¿Sobre la parte contratante de la primera parte?

- No, solo la parte de la parte contratante de la primera parte.

- Oiga, ¿por qué hemos de pelearnos por una tontería como ésta? La cortamos.

- Sí, es demasiado largo. ¿Qué es lo que nos queda ahora?

- Dice ahora… la parte contratante de la segunda parte será considerada como la parte contratante de la segunda parte.

- Eso si que no me gusta nada. Nunca segundas partes fueron buenas. Escuche: ¿por qué no hacemos que la primera parte de la segunda parte contratante sea la segunda parte de la primera parte?

6 - LOS DE CORREOS

Había un hombre que trabajaba en la oficina de correos, cuyo trabajo era procesar las cartas que traían la dirección ilegible.

Un día llegó a sus manos una carta que traía escritura temblorosa y que iba dirigida a Dios, pero no tenia dirección alguna. Como esa carta no iba a ir a ningún lado, decidió abrirla para ver de qué se trataba.

'Querido Dios: Soy una viuda de 84 años que vive de una pequeña pensión. Ayer alguien me robó el monedero, que tenía 600 euros. Era lo que me quedaba para el mes, y ahora voy a tener que esperar hasta el mes que viene. No sé qué hacer.

El próximo domingo es Navidad y había invitado a dos amigas mías a cenar, pero sin dinero, no tendré qué ofrecerles; no tengo ni comida para mí. No tengo familia y eres todo lo que tengo, mi única esperanza. ¿Me podrías ayudar? ¡Por Favor! Sinceramente, María.'

Fue tal el impacto que la carta causó al empleado postal, que éste decidió mostrarla a sus compañeros de trabajo. Todos quedaron sorprendidos, y comenzaron a buscar en sus bolsos y carteras. Al final de la tarde habían hecho una colecta de 520 euros. Los guardaron en un sobre y lo mandaron a la dirección de María.

Esa tarde, todos los empleados que cooperaron sintieron un rico calorcito en el ambiente y una sensación de satisfacción que tal vez no experimentaban desde hacía mucho tiempo, al saber lo que habían hecho por María y sus amigas. Llegó la Navidad y se fue.

Algunos días después de la Navidad, llegó a la oficina de correos otra carta de María. La reconocieron inmediatamente por la escritura y porque iba dirigida a Dios. La abrieron y todos con curiosidad leyeron lo que decía:

'Querido Dios: Con lágrimas en mis ojos y con todo el agradecimiento de mi corazón te escribo estas líneas para decirte que hemos pasado, mis amigas y yo, una de las mejores Navidades de la vida. Y todo por tu maravilloso regalo. Debes saber que siempre hemos sido fieles a tu mandato y hemos guardado todos tus mandamientos, tal vez esa sea la razón de tu benevolencia con nosotras. ¡Gracias, Dios! Por cierto, faltaban 80 euros. Seguramente se los quedaron esos hijos de la gran p… de Correos. 

7 - EL GORILA DEL ZOO

Un matrimonio está en el zoológico y pasan por la jaula del gorila macho.

'Marcos' -dice la mujer- '¿Sabes que los gorilas son los animales mas parecidos al ser humano en cuanto a su comportamiento?

Observa le voy a enseñar una teta, aprovechando que no hay gente, y seguro que se va a excitar al igual que un hombre. María le muestra la teta y el gorila se empieza a excitarse y comienza a mover las barras de la jaula.

'¿Ves?' -dice la mujer- 'ahora me doy cuenta por que eres así, los hombres no pueden controlar sus instintos animales al igual que el gorila.'

Marcos le dice: 'Ahora muéstrale las dos, a ver que pasa'. La mujer le muestra las dos tetas y el gorila se excita aun más y se desespera por salir.

Marcos le dice: ¡'Es increíble como reacciona el gorila, ahora súbete la falda y muéstrale el culo a ver que pasa’! La mujer se sube la falda y le muestra el trasero, a lo que el

gorila completamente excitado rompe las barras de la jaula, agarra a la mujer y empieza a querer quitarle la ropa y desnudarla.

'¿Marcos, que hago? ¡Ayúdame!

Y Marcos le dice: 'Ahora, explícale al puto gorila...

... Que no tienes ganas, ... que te duele la cabeza, ... que estás cansada,

... Que estás con dolor de garganta, ... que hoy tuviste muuuucho trabajo,
... Que tan temprano nooooo, ... que solamente te abrace, ... que estás deprimida,

... Que te entienda como mujer, ... que estás en tus días dificiles,
... Que estas en tu semana complicada,
... ¡ANDA A VER SI TE ENTIENDE!


Publicado por titosotelo @ 18:08  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios